martes, 25 de noviembre de 2014

¿Tendrán un límite las consultas sanitarias urgentes o llegarán al infinito?

Hay médicos que trabajan en las consultas de atención primaría como médicos de cabecera y/o realizan guardias en puntos de atención continuada DCCUs (Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias), UCCUs (Unidad de Cuidados Críticos y Urgencias) o SCCUHs (Servicios de Cuidados Críticos y Urgencias Hospitalarios) o atienden urgencias sanitarias en su horario de trabajo de sus pacientes o de otros compañeros, muchos de ellos tienen en común una cosa, que atienden pacientes que demandan atención medica urgente directamente, excepto los que ven en domicilios o vías públicas que vienen filtrados por los centros coordinadores de urgencias o emergencias (1-1-2, 0-61).

Yo soy uno de esos médicos y en un día como hoy, tras una guardia de 24 horas en la que apenas pude levantar mi espalda del sillón de la consulta y de la ambulancia, con escasos e interrumpidos intervalos para mis necesidades básicas de la vida diaria, me pregunto tras llevar muchos años haciendo lo mismo y percibiendo que las demandas sanitarias urgentes de las personas van en aumento, casi hasta el infinito, y que no van en proporción a la gravedad de las patologías por las que consultan: 
  • ¿Tendrá esto límite? 
  • Si la población tiene más fuentes de formación y consulta sanitaria, ¿porqué consultan más con su médico y en urgencias ?
  • El personal sanitario y no sanitario, cada vez tiene mejor preparación teórico-práctica y en cambio no somos capaces de contener esa gran demanda de dudas sanitarias.
  • ¿Consultarían por la mismas cosas, si eso conllevara un desembolso económico?
  • ¿Quién ha llevado a esta situación a los ciudadanos, de tener miedo de situaciones y diagnósticos previos sin estar realmente enfermos? 
  • ¿Son realmente todos estos problemas de salud urgentes o influyen otras causas?
Se consulta "de urgencias" en las consultas del médico de familia y se "consulta urgente" y con poca paciencia en las consultas de urgencia, sin demora  en consultas "no demorables" inventadas por gestores y con rapidez cuando realmente es urgente.

"No tengo medicamentos porque no me dijeron nada en la farmacia", "tuvo una bronquitis para que le escuche el pecho", "tiene fiebre desde hace dos horas" sin otros síntomas, "me han llamado del colegio porque le duele la barriga y me han dicho que lo traiga", "me ha picado un insecto y se me inflama mucho", "me ha dado un mareo durante un minuto y se me ha quitado solo", "mañana tengo que trabajar por eso vengo hoy"... son los cientos de ejemplos por los que consultan algunas personas en urgencias y que además suelen ser casi siempre las mismas personas.

Yo tengo algunas respuestas para algunas de esas preguntas, pero son desde mi punto de vista, de un lado de la barreara, por tanto sesgadas, así que no las enunciaré, pero si daré algunos consejos por si alguien los lee:

Piense cuando vaya en horario de urgencias o de urgencias en lo siguiente:
  1. ¿Existe un síntoma o sólo es un miedo a tener una enfermedad?
  2. ¿Si tuviera que pagar la consulta como si fuera a un médico privado, iría por éste motivo?
  3. ¿Ha considerado usted que el personal sanitario que lo atiende puede llevar muchas horas de guardia y puede cometer un error que pueda provocar una situación de pérdida de salud más grave que la que lleva?
  4. ¿Ha pensado usted que aunque esté el equipo de guardia, éste debe comer, ir al cuarto de baño, puede tener sueño y cansancio?
  5. Aunque usted tenga que trabajar mañana o ir a estudiar, ¿es necesario venir de urgencias hoy?
  6. ¿Ha probado usted a tomar un analgésico para el mismo dolor que tuvo la otra vez y que previamente le había prescrito su médico, antes de venir a urgencias?
  7. ¿Ha probado a seguir los consejos para ese síntoma que su médico previamente le ha facilitado por escrito antes de venir a urgencias?
  8. Si tiene dudas sobre un síntoma, ¿ha llamado usted previamente a "Salud Responde" al teléfono 902-505-060, donde quizás le pueden resolver su "urgencia"?.
  9. Si usted consulta muchas veces "en urgencias" o "de urgencia", quizás sea porque su médico no facilita su consulta normal o no le resuelve ahí sus problemas de salud, tal vez deba plantearse cambiar de médico.

Imagen tomada del blogdelhumor.com.ar




3 comentarios:

  1. Mi reflexión respecto al uso de las urgencias:
    http://medymel.blogspot.com.es/2014/10/informacion-para-el-buen-uso-de-las.html
    Un saludo sin urgencia.

    ResponderEliminar
  2. Yo he estado toda mi vida profesional en Urgencias Hospitalarias y luego DCCU hasta mi jubilación, pues ni solo un año fue mejor que el anterior y me temo que así seguirá. Lo más notorio ha sido la progresiva falta de educación de la ciudadanía y el aumento de la vanalizacion de las patologías.

    ResponderEliminar
  3. Entre las chumiurgencias (chuminada de urgencia), los caras, los aprovechados y las demora cero, a veces me planteo si hacer la ola o darle un premio a los pacientes que acuden con cita programada al paso que vamos. En mi caso y a los de mi cupo, creo que ya saben de sobra como reacciono a estos abusos e incluso a veces, ellos mismos les leen la cartilla a estos profesionales del abuso y la pantomima sanitaria.... Saludos Ángel.

    ResponderEliminar